Debe saber que existen una serie de prácticas prohibidas en un grupo electrógeno: usos y costumbres que debe evitar para prolongar su vida útil. Aquí el Club Unimaq se las enumera.

Sobre su instalación

  • No instale un grupo electrógeno en superficies desniveladas, sucias, húmedas, polvorientas ni cerca de materiales inflamables (como pintura o combustibles).
  • No coloque el grupo electrógeno al filo de los bordes de estructuras, taludes o cortes de terreno, a menos que esos filos tengan barandillas.
  • No ubique el grupo electrógeno bajo zonas de circulación de cargas suspendidas ni en áreas de circulación de vehículos. De hacerlo, asegúrese de colocar señales o vallas de seguridad.
  • Evite dejar el grupo electrógeno a la intemperie; de lo contrario adquiera el equipo necesario para protegerlo de la lluvia u otros fenómenos atmosféricos.
  • Un grupo electrógeno no debe instalarse muy cerca de otros equipos o máquinas; como mínimo, debe haber una distancia de separación de 1 m.

Sobre su funcionamiento

  • Jamás proceda con el primer proceso de encendido del grupo sin antes haber comprobado el ajuste de los pernos de fijación y que el aire de enfriamiento sea aspirado libremente.
  • No opere el grupo electrógeno sin haber revisado su conexión. La conexión realizada corresponde a la tensión de red de la instalación.
  • Un grupo electrógeno no debe funcionar en un ambiente sin ventilación, como ventanas, puertas o rejillas de respiración. El gas que emana el grupo es altamente tóxico.
  • No almacene el combustible del grupo electrógeno en el tanque del mismo; manténgalo en bidones para sacarlo únicamente cuando el grupo lo requiera.
  • Jamás recargue el combustible de un grupo electrógeno mientras su motor está encendido y caliente.

Estas han sido las principales prácticas prohibidas en un grupo electrógeno. Evítelas y logrará proteger su inversión por bastante tiempo.