Para verificar la capacidad de soporte del suelo, su resistencia e impermeabilidad es importante ejecutar un proceso de compactación, que consiste en expulsar el aire y el agua existente entre las partículas que componen el terreno. Este procedimiento solo se logra gracias a la utilización de instrumentos mecánicos especializados, como un apisonador o una plancha compactadora.

 

Los apisonadores son ideales para trabajar en suelos cohesivos. Su uso es común en obras de construcción porque a diferencia de otros equipos de compactación, con este se obtiene un terreno más denso. El diseño en vertical de los apisonadores permite la compactación óptima de zonas estrechas como zapatas, drenajes y tuberías.

 

 

Las planchas compactadoras son idóneas para nivelar eficientemente asfalto y suelos granulares (limos, gravas y arenas). Se emplea para la compactación de aceras, terraplén, vías de acceso, pavimentaciones, paisajismo y zanjas de conductos. Debido a su tamaño y potencia es recomendada tanto para proyectos exigentes como aquellos de menor envergadura.

 

Wacker Neuson cuenta con compactadoras de gran potencia y rendimiento, ideal para cualquier tipo de proyecto. ¿Necesitas asesoría? Haz clic aquí para asesorarte.